Paisajes cotidianos costeños

Cuando pensamos en un paisaje costeño colombiano, se nos viene a la cabeza playas, mar y cocoteros. Estas imágenes si nos acompañan hasta nuestra llegada a Cartagena pero también descubrimos los paisajes que son solo cotidianos para la gente local.

Desde que salimos del Urabá antioqueño y dejamos atrás plantaciones de banano y plátano, nos encontramos con muchas haciendas ganaderas. Como ya nos alejamos de la montaña, la sabana en los departamentos de Sucre y Bolívar es nuestra compañía al pedalear.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquí las rutas planas están durante kilómetros, a veces yo pido una pequeña curva para que varié un poco la carretera, el calor se siente aun más y estas distancias se hacen eternas. Aún  así aprovechamos mucho para que la mente vuele y cada uno piense y reflexione  sobre infinidad de cosas de nuestras vidas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otro decorativo del panorama es la música, no hay pueblo por el que pasemos en que no este la música y con todo el volumen que de el equipo de sonido. En ocasiones pensamos que están compitiendo. Lo que más se escucha es el “vallenato” género musical típico colombiano. En general, la música fuerte, los gritos de la gente y el alto ruido que hacen los vehículos en la ruta son cosas normales que se viven todos los días.

En el caribe colombiano aún existen las galleras, las encuentras en muchos pueblos. Es una actividad con la cual no estoy de acuerdo como las corridas de toros. Al ver estos lugares en las rutas, Adri nota mi cara de desagrado e incomprensión. Pasamos rápido para no seguir contrariados.

img_2551

Seguimos con el sol sobre nosotros y llegando a tierras cartageneras descubrimos la belleza de las ciénagas que, para quienes no saben, son grandes masas de agua estancada como lo son los humedales al interior del país y donde hay una biodiversidad increíble sobre todo en aves.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nuestro paso por tierras costeñas hasta ahora comienza y no nos deja decepcionados. La hospitalidad de la gente continua dándose como desde el principio del viaje, pasamos tiempo entre fincas ganaderas y también en haciendas donde se siembra palma y maíz. Estas breves estadías en estos lugares nos permiten conocer también la economía del Caribe así como lo hemos hecho en el resto del país.

dsc03247

Estas tierras también nos han dando nuevas amistades viajeras. En ruta conocemos a tres colombianos que han tomado el tiempo para recorrer una parte del país y que disfrutan de la bicicleta así como nosotros. Juan, Joaquín y José son tres paisas que recorren el Urabá antioqueño hasta la costa, tenemos tiempo para compartir experiencias y anécdotas de nuestros viajes. Al llegar a Cartagena nos encontramos con una pareja argentino-uruguaya que decidió dejar todo para comenzar a viajar desde Ecuador hasta México, con ellos podemos hablar de nuestros proyectos de viajes, hay muchas en común y también muchos sueños de seguir en ruta. Llevan un mes en Cartagena y esperan ir a Panamá para continuar el viaje.

dsc03213

Así felizmente Cartagena de Indias ya nos recibe en sus costas y en su bella ciudad amurallada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s