Encuentros emotivos con la comunidad Arhuaca

Venimos a la ciudad de Santa Marta buscando poder compartir los conocimientos de la comunidad indígena de los Arhuacos que es una de las cuatro (Arhuaco, Wiwa, Kogui y Kankuamo…) que vive en la Sierra Nevada de Santa Marta. Ya hemos venido gestionando contactos desde Bogotá para informarnos sobre su cultura, su organización social, económica y política y su cosmogonía. Conocemos que es uno de los pueblos ancestrales más organizados del país y antes de querer acceder a ellos y entender su universo seguir un protocolo nos parece lo más correcto.

Las comunidades de la Sierra han venido organizándose ya hace varios largos años, para ser respetadas y reconocidas ante el estado Colombiano y el resto de la población del país y así mismo para recuperar parte de su territorio que en años de auge de narcotráfico y guaquería les fue arrebatado.

dsc03780

Su territorio en la actualidad está perturbado en cierta medida por el turismo excesivo que aunque no parezca tiene repercusiones en sus comunidades. Por ejemplo la venta de excursiones a lugares como “Ciudad Perdida” o a pequeños poblados dentro de la Sierra los ha vuelto a ellos como la atracción exótica principal de cada temporada de vacaciones perturbando su privacidad y como es  llamativo se vende muy bien sobre todo a los extranjeros que vienen a conocer la zona. Pero si hubiese una verdadera compresión del valor espiritual que tiene la Sierra Nevada para ellos, el interés por conocerla tendría otro sentido más allá del comercial.

Las puertas se nos comienzan a abrir en la Organización Gonawindúa Tayrona (OGT) donde tenemos la oportunidad de conocer a Margarita Villafañe, a través de Moisés Villafañe que aunque solo conocemos telefónicamente nos ayuda también con nuestro proyecto. Hacemos todo este preámbulo de nombres para poder explicarles un poco como vamos poco a poco conociendo a la comunidad arhuaca.

dsc03816

Margarita trabaja en la OGT y es vocera entre los diferentes pueblos que viven dentro de la Sierra y esta organización. Es una mujer que nos transmite mucha calma y que sentimos escucha atentamente el propósito de nuestra visita. Le comentamos que nuestro interés es poder visitar algún pueblo arhuaco si se nos es permitido ya sea por un día o el tiempo que sea. Ella nos explica que subir a la parte alta de la Sierra no es posible pero que podemos visitar un población que se ha establecido cerca de las costas.

Luego de esta petición, la conversación toma un giro hacia el aprendizaje de la cultura Arhuaca. Para empezar y ubicarnos un poco geográficamente sus pueblos se localizan en la parte noroccidental, suroccidental y sur oriental de la Sierra siempre desde las partes bajas a las partes altas de la misma, puede ser desde 100 a 200 personas por pueblo. En el caso del pueblo al que vamos nosotros hay menos pobladores ya que son familias que bajaron para habitar parte de territorio restituido por el gobierno y por esto es un pueblo más pequeño.

dsc03818

Margarita nos explica que los pueblos viven cerca de los ríos que existen en la Sierra y que por cada pueblo hay un jefe espiritual llamado “Mamo” quien también cumple las funciones de consejero, médico, sacerdote y hasta psicólogo de la comunidad, también es quien tiene la sabiduría ancestral de conexión con la madre tierra y debe transmitirla a toda la población. La mujer del Mamo también debe compartir los mismos principios de él y así fomentar el buen vivir con la tierra en sus hijos quienes serán las generaciones futuras de nuevos Mamos.

dsc03811

Por otro lado existen tres personas importantes para mantener el orden en un pueblo arhuaco: el cabildo, el comisario y los cabos que serian como los policías en este caso. Estas tres personas tienen el trabajo de que la paz y el buen comportamiento de la comunidad prevalezca. La sociedad arhuaca tiene su complejidad y sabemos que en ese momento con Margarita no alcanzaremos a conocer y comprender la relación tan intima que tienen con la naturaleza pero aun así nos comparte sin desconfianza ciertas cosas para que nosotros podamos avanzar sin las manos o más bien sin la cabeza vacía.

dsc03787

Ella nos dice que ser indígena es sinónimo de lucha por conservar su identidad. Por ejemplo ellos han vivido diferentes tipos de colonialismo, el cual quiere acabar con su cultura y con la tierra que los resguarda y los protege. Vivieron  la época en que los monjes capuchinos en la parte suroriental de su territorio los obligaron a mezclarse con negros, blancos u otras tribus indígenas para crear mestizaje cual ratones de laboratorio, a no hablar su lengua, a no vestir sus ropas, a cambiar de nombre y ponerse un nombre en castellano y los obligaron a creer en un dios que para ellos era y es ajeno para así olvidarse de su espiritualidad. También vivieron las épocas fuertes del negocio de cocaína y marihuana entre los años 1976 y 1985 en las cuales se violó su territorio y fueron desplazados hacia partes más altas de la Sierra. En la actualidad, la lucha por no desaparecer es en contra de la cultura de consumo que, como Margarita lo describe, es un monstruo fuerte que se los quiere comer vivos porque también los arhuacos están teniendo contacto con la tecnología, con un mundo que quiere hipnotizarlos pero que no es comprensible para ellos. Por eso para los abuelos, los Mamos y los adultos es tan importantes que las nuevas generaciones aprendan bien su cultura. Hay que saber que todo se transmite de manera oral. Escuchamos con atención y vamos comprendiendo e interiorizando cada vez más una cultura que nos era ajena. La importancia que tienen las comunidades indígenas se afianza cada vez más con este encuentro.

img_2891

A la mañana siguiente, habiendo tenido la orientación de Margarita, nos vamos en dirección de un pequeño poblado llamado Perico Aguado que es donde vive el pueblo indígena que se instalo cerca del mar, allí debemos buscar a un arhuaco llamado Hernán sino a otro llamado Francisco. Al llegar al lugar nos indican que ninguno de los dos se encuentra pero que podemos hablar con una de sus hermanas llamada Clemencia. Seguimos con nuestras bicicletas a quien nos indica el camino. Llegamos a una casa donde nos encontramos con solo mujeres y niños  vestidos con las túnicas típicas arhuacas. En este momento me siento como bicho extraño y aunque ya hemos conocido a otras comunidades el ser observados con tanta curiosidad me hace sentir rara.

img_2912

Nos presentamos ante todas las mujeres y hablamos con Clemencia quien nos indica que debemos esperar unos 15 minutos a su hermano. Mientras nos invitan a sentarnos y esperar, una señora llamada Hermenegilda nos dice que su hermano Francisco acaba de llegar, va a buscarlo y le comenta el por qué de nuestra visita. Desde que hemos conocido a la comunidad arhuaca siempre hemos estado en posición de espera y autorización para poder dar un paso más en nuestro acercamiento a ellos y esta vez no ha es la excepción. Francisco es un chico de 21 años, de hablar pausado y suave y su mirada transmite paz y serenidad. Nos saluda y al saber que venimos de parte de Margarita nos pregunta que si queremos hablar con el Mamo de su pueblo y quien nos puede recibir y explicarnos un poco más sobre su cultura.

img_2898

Aceptamos entusiasmados y con gran gratitud pues no esperábamos ese gesto de su parte. Después de saber la importancia de un Mamo en la cultura arhuaca, el que se nos permita hablar con uno, es un honor para nosotros. Dejamos la bicicletas en casa de Francisco y nos vamos a pie hasta donde vive el Mamo que se llama Camilo. Caminamos por un sendero que sigue un rio seco y luego se interna entre cultivos de cacao y maíz. Entre momentos de silencio conocemos un poco la vida de Francisco y él la nuestra. Tardamos entre unos 15 minutos en llegar, nos encontramos con casas tradicionales arhuacas, contamos al menos unas diez. Francisco nos indica que al lado del rio Don Diego, cerca de allí, hay otro pequeño poblado el cual también es dirigido por el Mamo Camilo. Debemos esperar afuera de una de las casas donde se encuentra él para ver si acepta o no recibirnos. Estamos muy nerviosos, yo pienso en que lo que le diga o pregunte no llegue a incomodarle, pienso en si nos dejará hacer un registro fotográfico, muchas cosas pasan en ese momento por nuestra mente.

img_2904

El Mamo Camilo acepta vernos. Al salir de su casa lo vemos con su túnica, su sombrero y su “poporo”. Después de presentarnos, de manera muy calmada y seria, él nos indica que debemos ir a otro lugar para poder hablar. Llegamos a un espacio donde encontramos un gran árbol  recubierto con piedras que forman un silla especial que es donde se sienta él. Alrededor del árbol hay diferentes tamaños de troncos que hacen a la vez de sillas, allí  es donde el pueblo se reúne para escuchar al Mamo cada vez que el lo decida. Francisco se sienta al lado del Mamo Camilo y es quien va servir las veces de traductor entre el Mamo y nosotros. No sé, los nervios los tengo a flor de piel y no quiero equivocarme en preguntar cualquier bobada, su presencia ahora nos genera aun más respeto.

img_2882

Es curiosa su primera pregunta, quiere saber si hemos visto alguna vez a un arhuaco con su vestimenta y su poporo, le respondemos que es la primera vez y que el verlo ahora así frente a frente nos da mucho gusto y nos genera mucho respeto. Entre pregunta y pregunta nos explica el significado de su túnica, su poporo, su papel como guía espiritual de su pueblo y los valores que debe cultivar un indígena arhuaco con su comunidad y con la madre tierra. Para ellos la Sierra es todo, la que los nutre, la que los crea, la que también los castiga y a ella siempre se le rinden tributos (pagamentos). La vida de un arhuaco está ligada de manera permanente a la tierra, al aire, al agua, a los arboles y a las demás especies de animales y si no se les respeta es porque tampoco se tiene respeto por el mismo.

img_2887

Escuchamos al Mamo Camilo siempre en lengua Arhuaca y es Francisco quien traduce todo pues el mamo no conoce del todo el español y hay palabras que no son comprensibles para él. Es bello saber que su lengua se impone siempre ante el español haciendo que sea su fuerza ante el mundo occidental. Algo que no comprendemos muy bien es porque el Mamo Camilo nunca nos mira a los ojos, es como si no fuese necesario, siempre mira hacia el horizonte escuchando atentamente nuestras preguntas traducidas por Francisco.

img_2884

Una de las últimas cosas que nos permite saber es como se crean las diferentes figuras que se ven en las mochilas arhuacas que todos conocemos. Primero estas mochilas dentro de su cultura son solo tejidas por las mujeres y son ellas que pensando en todo lo que les provee la madre tierra diseñan estas mochilas tanto para ellas como para el resto de la comunidad. Todos sabemos que desde hace mucho tiempo se volvió un producto comercial que se puede encontrar en cualquier parte de Colombia. Esto se debe a que los Kankuamos que es otro pueblo que habita la Sierra, separándose y perdiendo de a poco su cultura ve un negocio productivo en las mochilas arhuacas, al saber como tejerlas comienzan a crear múltiples diseños y así venderlas e ingresar un nuevo producto a la sociedad de consumo.

Cerramos nuestra conversación entre sonrisas y agradecimientos. El nos pide que no nos olvidemos de ellos ni de su existencia, así nos da la bienvenida a recorrer su pequeño pueblo y  a volver cuando lo queramos. Nosotros estupefactos no podemos más de la felicidad, la cabeza  nos da vueltas, reflexionamos sobre la relación que tenemos nosotros “civiles” como nos llaman ellos y su cultura u otras culturas indígenas. Pienso en todas las que ya no existen, que fueron exterminadas sin justa causa, de manera cruel y despiadada, pienso en las que como los arhuacos aun siguen luchando por existir, pienso en nuestro próximo destino donde los Wayu que por ahora no corren con mucha suerte en esa lucha.

img_2907

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s