Forma de viajar

Cuando hablamos de viajar la primera cosa que uno se puede preguntar es ¿Cómo desplazarse? Es decir, de qué manera moverse y poder avanzar, pero no solo se puede reducir a esto. En efecto, más allá de eso, se trata también de definir la forma de dormir, de alimentarse, también la manera de entrar en contacto con la gente y comunicarse con los demás y algo que consideramos importante, el contacto con la naturaleza.

dsc08485

Nuestra forma de viajar sigue el hilo conductor de nuestras motivaciones para crear Horizontes Salvajes. Buscamos una manera que nos ponga en equilibrio con el medio ambiente y con la cual al mismo tiempo sintamos el ritmo de éste a través del movimiento. Que mejor opción que viajar en bicicleta, utilizando como motor nuestras piernas, poniendo en esfuerzo nuestra mente, porque cuando viajas pedaleando no solo cuenta el físico para llegar a destino. La bicicleta permite viajar a un ritmo bastante lento para poder disfrutar de cada momento y a la vez bastante rápido para poder recorrer muchos lugares.

dsc05630

No es únicamente un medio de transporte, es también una imagen que llevas consigo. Permite llegar a donde sea y entrar fácilmente en contacto con las personas de cada lugar, sabiendo que una bicicleta es un vehículo modesto que avanza, como dijimos al comienzo, gracias a la fuerza física y mental. También permite sentir los elementos; el frio, el calor, el viento, la lluvia, etc… y entonces te hace estar en harmonía con la madre tierra.

Caminar es una manera de movernos que también nos gusta. Sabiendo que hay lugares de difícil acceso para llevar una bicicleta, marchar sobre la tierra con mochila al hombro es otra opción que nos permite disfrutar y sentir ese nomadismo que muchas comunidades indígenas al mudarse de un lugar a otro viven.

Juli caminando

Para los dos, hacer bicicleta y caminar en lugares naturales son dos actividades que nos encantan, el poderlas hacer uniéndolas con nuestra pasión por los viajes nos regocija y llena el corazón. Queremos que, a través de éstas, podamos transmitir nuestro amor por la vida, el respeto por la naturaleza y por quienes viven en ella. Pedalear y caminar son nuestros principales medios para desplazarnos, pero no los únicos… Además, podemos viajar en kayak, velero o a dedo, o de cualquier otra manera. Queremos siempre dejarnos todas las posibilidades de movernos para recorrer el mundo.

Bueno y… ¿Dónde van a dormir? Es la pregunta que muchas personas (amigos y familia) nos hacen. A ésta tenemos dos respuestas para dar; la primera y más simple es que tenemos nuestra propia carpa para dormir. Esto nos da la libertad de decidir el lugar donde queremos detenernos para descansar, así mismo nos permite descubrir nuevos paisajes que adoptamos como jardines de nuestra casa y nos da la posibilidad también de conectarnos aún más con el espacio natural al que llegamos. Como segunda respuesta, podemos contarles que a través de otras experiencias de viaje hemos tenido la oportunidad de que la gente local nos abra las puertas de sus casas y nos dejen pasar la noche para poder dormir. A esto luego, se suman, quizás, nuevos días con esta misma gente que no solo quiere compartir un espacio sino también un poco de su vida y aportar de cualquier manera a esa aventura que realizamos, dejándonos conocer un poco más de las costumbres del lugar por el que pasamos.

dsc06007

Viajar con pocas cosas hace parte de nuestra filosofía de viaje, y de vida. Tener poco permite entrar en contacto con los demás de manera más fácil y más natural. Pensar siempre que tienes demasiadas cosas materiales no te hace vivir al 100%. Entonces, viajamos con poco; lo necesario para vestirnos, poder comer y dormir y también compartir nuestras aventuras.

Pensamos que saber cómo viaja una persona no solo implica el conocer qué medio de transporte utiliza para desplazarse, sino también como es la experiencia con el entorno que va conociendo de acuerdo a su modo de vida o su proyecto de viaje. Es por eso que a grandes rasgos hemos querido explicarles cómo deseamos vivir ese día a día de nuestra aventura, cómo es la forma en que queremos vivir cada horizonte que vayamos descubriendo en el camino.